Es importante reconocer que el proyecto socio-comunitario es la herramienta para planificar la solución de problemas de las comunidades que normalmente se caracteriza por deficiencia de servicios básicos (aseo, aguas potables, aguas servidas iluminación, calles viviendas) carencias sociales y económicas (desempleo, desnutrición, enfermedades, comportamientos reiterados al margen de la ley) carencias culturales (pérdida de la memoria colectiva, deterioro de patrimonio y otras). El proyecto socio-comunitario deberá identificar esas distorsiones que afectan al colectivo, dándole solución a los problemas e incluso divulgarlos a las distintas instancias cuando su capacidad de solución se ve superada. Como paso previo al proyecto se deben identificar: Problemas Comunitarios, Fortalezas Comunitarias, Oportunidades comunitarias.

KEYFRER COLLANTES

ESTUDIANTE DE LIC. DE ADMINISTRACION DE GESTION MUNICIPAL.