El Hombre Emprendedor

Es alguien capaz de detectar oportunidades necesidades y crear organizaciones para satisfacerlas. Esto logra a través del proceso de emprender que comprenden todas las actividades para detectar oportunidades y crear organizaciones. Un emprendedor tiene varios perfiles, ya que para serlo uno puede o no ser universitario, tener o no padres ricos pero define a un emprendedor es el coraje la convicción y el deseo para emprender.

      Es el responsable máximo del cambio de una sociedad, de su crecimiento económico, de su sostenido aumento de la tasa d empleo, y de la aparición de nuevas tecnologías que hacen nuestra vida mas entretenida. Podríamos afirmar que el emprendedor es quien concibe una idea, la transforma en un proyecto empresarial y se convierte en empresario en el momento en el cual este proyecto cobra vida en realidad.

      El emprendedor es aquel que se esfuerza por conocer así mismo lo mejor posible antes de arrancar su propia empresa; este analiza cuáles son sus principales motivaciones, sus objetivos personales, sus potencialidades, sus competencias y sus principales atributos de de personalidad. Este Conocimiento es esencial sobre todo en la fase inicial d su iniciativa empresarial. Su papel principal  es el de organizar y movilizar los recursos productivos, asumiendo el riesgo de la pérdida o el fracaso en un ambiente  cambiante e inseguro. Esta consciente, de que antes de comprometerse con cualquier iniciativa empresarial es necesario definir las esencia de la misma, es decir, con qué objetivos será creada.

 

MUJERES EMPREDEDORAS

Son generadoras de muchísimas ideas innovadoras y tienen el empuje suficiente para sacar adelante empresas y familias.

Son madres, hijas, esposas y son mujeres inteligentes, jóvenes y profesionales que están emprendiendo negocios que están tansformando nuestro entorno.

  1. Son excelentes negociadoras. Las mujeres tienen una cualidad probablemente derivada de su carisma y su resistencia a ceder fácilmente que las hace buenas negociadoras. No se desaniman con rapidez y si una alternativa no funciona tienen la flexibilidad de proponer.
  2. Son trabajadoras incansables. En el hogar y en la oficina, las mujeres parecieran tener una dotación especial de fortaleza que las hace invencibles. Pueden dedicar cualquier cantidad de horas a trabajar incansablemente hasta alcanzar sus objetivos.
  3. Son muy buenas administradoras. Su capacidad de ser realistas, detallistas y minuciosas les hace excepcionalmente capaces a la hora de administrar presupuestos representando una gran fortaleza que toda empresa necesita.
  4. Son excelentes comunicadoras. Las chicas tienen una tendencia natural a comunicar. Cualidad que aprovechada de forma positiva puede aportar mucho al entorno emprendedor.
  5. Son las mejores vendedoras. Indudablemente la damas son las mejores vendedoras. ¿Porqué? Porque además de que son carismáticas, conversadoras y sensibles: jamás se rinden!
  6. Son más cautelosas. A la hora de tomar decisiones las mujeres tienen una tendencia natural a analizar mejor y más profundamente las circunstancias ponderando mejor las distintas alternativas. No significa que no asuman riesgos pero probablemente arriesgan menos, contrario a la tendencia masculina de sobrepasar los límites.

DEIBY GUERRERO

ESTUDIANTE DE LIC. DE ADMINISTRACION GESTION MUNICIPAL